Jueves 2° Ordinario: Entre sanación y salvación
    Entre sanación y salvación Dante Gabriel Jiménez Muñoz Ledo Jueves 2° Ordinario. Marcos 3, 7-12.   ~ Jesús se retiró con sus discípulos hacia el mar, y le siguió una gran muchedumbre de Galilea. También de Judea, de Jerusalén, de Idumea, del otro lado del Jordán, de los alrededores de Tiro y Sidón, una gran muchedumbre, al oír lo que hacía, acudió a él. Entonces, a causa de la multitud, dijo a sus discípulos que le prepararan una pequeña barca, para que no lo aplastaran. Pues curó a muchos, de suerte que cuantos padecían dolencias se le echaban encima para tocarlo. Y los ...
Leer Más
Miércoles 2° Ordinario: Arriesguemos la vida
    Arriesguemos la vida Dante Gabriel Jiménez Muñoz Ledo Miércoles 2° Ordinario. Marcos 3, 1-6.   ~ En aquel tiempo, entró Jesús en una sinagoga y había un hombre que tenía la mano paralizada. Los fariseos estaban al acecho a ver si lo curaba en sábado para poder acusarlo. Le dijo al hombre del brazo atrofiado: “Levántate y ponte en medio”. Y les preguntó a ellos: “¿Qué está permitido en sábado, hacer el bien o hacer el mal, salvar una vida o destruirla?”. Pero ellos callaban. Entonces, mirándolos con ira, apenado por la dureza de su corazón, dijo al hombre: “Extiende la mano”. Él ...
Leer Más
Martes 2° Ordinario: Libertad sin trasgresión
    Libertad sin trasgresión Dante Gabriel Jiménez Muñoz Ledo Martes 2° Ordinario. Marcos 2, 23-28.   ~ El sábado iba Jesús atravesando un sembradío, y sus discípulos comenzaron a caminar arrancando espigas. Los fariseos le dijeron: “Mira, ¿cómo hacen en sábado lo que no está permitido?” Él les contestó: “¿Nunca han leído lo que hizo David cuando tuvo necesidad y sintió hambre él y los suyos? ¿Cómo entró en la casa de Dios, bajo el pontificado de Abiatar, y comió de los panes de la proposición, que no es lícito comer sino a los sacerdotes, y los dio asimismo a los suyos?”. Y añadió: ...
Leer Más
Lunes 2° Ordinario: La vida como fiesta de bodas
    La vida como fiesta de bodas Dante Gabriel Jiménez Muñoz Ledo Lunes 2° Ordinario. Marcos 2, 18-22.   Como ese día los discípulos de Juan el Bautista y los fariseos ayunaban, algunos de ellos se acercaron a Jesús y le preguntaron: “¿Por qué mientras los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan, tus discípulos no ayunan?” Jesús les dijo: “¿Pueden acaso ayunar los invitados a la boda mientras el novio está con ellos? Mientras tengan consigo al novio no pueden ayunar. Días vendrán en que les será arrebatado el novio; entonces ayunarán, en aquel día. Nadie cose un remiendo de ...
Leer Más
Sábado 1° Ordinario: Los que más necesitan
    Los que más necesitan Dante Gabriel Jiménez Muñoz Ledo Sábado 1° Ordinario. Marcos 2, 13-17.   ~ Salió de nuevo por la orilla del mar, toda la gente acudía a él, y Él les enseñaba. Al pasar, vio a Leví, el de Alfeo, sentado en el despacho de impuestos, y le dijo: “Sígueme”. Él se levantó y lo siguió. Y sucedió que estando él a la mesa en casa de Leví, muchos publicanos y pecadores se reclinaron a la mesa también, con Jesús y sus discípulos, pues eran muchos los que le seguían. Al ver los fariseos que comía con los pecadores y ...
Leer Más
Viernes 1° Ordinario: Actuemos como Dios
    Actuemos como Dios Dante Gabriel Jiménez Muñoz Ledo Viernes 1° Ordinario. Marcos 2, 1-12.   ~ Entró de nuevo en Cafarnaúm y, al poco tiempo, se supo que estaba en casa. Se agolparon tantos que ni siquiera ante la puerta había ya sitio, y él les anunciaba la Palabra. Y le trajeron a un paralítico cargándolo entre cuatro. Al no poder presentárselo a causa de la multitud, abrieron el techo encima de donde él estaba y, a través de la abertura, descolgaron la camilla donde yacía el paralítico. Viendo Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: “Hijo, tus pecados te son perdonados”. ...
Leer Más
Jueves 1° Ordinario: El amor no margina a nadie
    El amor no margina a nadie Dante Gabriel Jiménez Muñoz Ledo Jueves 1° Ordinario. Marcos 1, 40-45.   ~ Se le acercó un leproso y le suplicó de rodillas: “Si quieres, puedes limpiarme”. Compadecido de él, extendió su mano, lo tocó y le dijo: “Quiero; queda limpio”. Y al instante, le desapareció la lepra y quedó limpio. Lo despidió al instante prohibiéndole severamente: “Mira, no digas nada a nadie, sino vete, muéstrate al sacerdote y haz por tu purificación la ofrenda que prescribió Moisés para que les sirva de testimonio”. Pero él, apenas que se fue, se puso a pregonar con entusiasmo y ...
Leer Más
Miércoles 1° Ordinario: Venzamos el populismo
    Venzamos el populismo Dante Gabriel Jiménez Muñoz Ledo Miércoles 1° Ordinario. Marcos 1, 29-39.   ~ Cuando salió de la sinagoga se fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre; y le hablaron de ella. Se acercó y, tomándola de la mano, la levantó. La fiebre la dejó y ella se puso a servirles. Al atardecer, a la puesta del sol, le trajeron todos los enfermos y endemoniados; la ciudad entera estaba agolpada a la puerta. Jesús curó a muchos que se encontraban mal de diversas enfermedades y expulsó muchos demonios. ...
Leer Más
Martes 1° Ordinario: Exorcízame
    Exorcízame Dante Gabriel Jiménez Muñoz Ledo Martes 1° Ordinario. Marcos 1, 21-28.   ~ Llegaron a Cafarnaúm. El sábado entró en la sinagoga y se puso a enseñar. Y quedaban asombrados de su doctrina, porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas. Había en aquella sinagoga un hombre poseído por un espíritu inmundo, que se puso a gritar: “¿Qué tenemos nosotros contigo, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos? Sé quién eres tú: el Santo de Dios”. Jesús, entonces, le conminó diciendo: “Cállate y sal de él”. Y agitándole violentamente el espíritu inmundo, dio un fuerte grito y salió ...
Leer Más
Lunes 9 enero: Discernamos nuestros miedos
    Discernamos nuestros miedos Dante Gabriel Jiménez Muñoz Ledo Lunes 9 enero Marcos 6, 45-52.   ~ Después de la multiplicación de los panes, Jesús apremió a sus discípulos a subir a la barca y a ir por delante hacia Betsaida, mientras él despedía a la gente. Después de despedirse de ellos, se fue al monte a orar. Al atardecer, estaba la barca en medio del mar y él, solo, en tierra. Viendo que ellos se fatigaban remando, pues el viento les era contrario, a eso de la cuarta vigilia de la noche, vino hacia ellos caminando sobre el mar, con la intención de ...
Leer Más