• Inicio
  • /
  • Orar para aliviar la soledad en momentos de tristeza
Category: Orar

Orar para aliviar la soledad en momentos de tristeza

Orar para aliviar la soledad en momentos de tristeza

¿Cuántas veces has escuchado a otras personas decir frases como “me siento sola/o” o “no tengo a nadie”. Seguramente, tú también has sentido tristeza o soledad al menos una vez en tu vida. Estos sentimientos son comunes y pueden afectarnos en mayor o menor medida.

Sin embargo, esta sensación de soledad se ha agudizado aún más durante el confinamiento físico para evitar contagiarnos por COVID-19. Esta experiencia mundial por la que está pasando la mayoría de las personas, ha despertado diversas reacciones encontradas, pues no es lo mismo el aislamiento no deseado que el enclaustramiento voluntario. El confinamiento ocasionado por la contingencia sanitaria ha significado para muchos de nosotros una cuarentena emocional. Este encierro nos ha arrojado a una soledad que pocos habíamos experimentado.

Después de varios meses de no poder salir al exterior, la libertad de caminar por las calles o de charlar con amigos tomando un buen café, es algo que añoramos como nunca lo habíamos hecho.

 Pero, ¿y si te decimos que hay algo que sirve para aliviar la soledad?

Orar para aliviar la soledad

En momentos como éste, de soledad y de tristeza, en los que pensamos que nadie puede ayudarnos, existe una alternativa que puede hacernos sentir mucho mejor. Orar para aliviar la soledad puede ayudarnos a recuperarnos anímicamente y encontrar la felicidad en las pequeñas cosas, aun cuando no podamos salir de casa. Orar para aliviar la soledad, cuando se hace con devoción, tiene la capacidad de abrazarnos y de hacernos experimentar el consuelo de Dios. Cierto, es difícil superar los dolores del alma, y la soledad casi siempre tratará de apoderarse de nosotros cuando pasamos por momentos de angustia, sin embargo, siempre podremos encontrar refugio en la oración.

“Si ustedes creen, recibirán todo lo que pidan en oración”

Mateo 21:22.

A raíz de la contingencia sanitaria, hemos tenido que adaptar nuestra vida y nuestras actividades diarias a la nueva normalidad. De la misma forma, nuestras oraciones deben acoplarse a la realidad interior y exterior que nos ha tocado vivir. Podemos orar para aliviar la soledad que sentimos a causa del confinamiento y con ello, sentirnos mejor física y espiritualmente.

Recuerda que orar para aliviar la soledad es una conversación con Dios y más que una obligación, debe convertirse en una necesidad. “Es la oración la que mantiene la fe, sin la oración la fe se tambalea”, dijo alguna vez el papa Francisco. Si te sientes solo ya sea por causa del confinamiento o por cualquier otra situación, lo mejor que puedes hacer es orar para aliviar la soledad y recordar las palabras consoladoras de Jesús: “No se inquieten. Crean en Dios y crean también en mí”, (Juan 14,1).

 ¿Cómo orar para aliviar la soledad?

La oración interpreta los deseos de nuestro espíritu, por lo que también en la soledad podemos orar. Esta actividad es una parte fundamental de la vida de toda persona que desea tener una relación cercana con Dios. Si piensas que en estos momentos necesitas orar para aliviar la soledad pero no sabes cómo hacerlo, te compartimos algunos consejos prácticos que te ayudarán a lograrlo de manera efectiva:

  1. Elimina los distractores. Aléjate de los aparatos electrónicos, de tu celular y de todo aquello que pueda interrumpir tu concentración. Busca en tu hogar un sitio silencioso y conviértelo en tu lugar especial de oración. No olvides que orar para aliviar la soledad requiere de toda tu atención.
  2. Escribe una lista de prioridades. Escribe en una hoja tus peticiones de oración, de esta forma será más fácil concentrarte en tus necesidades o prioridades. Por ejemplo, si te sientes solo o triste durante esta contingencia, pide fortaleza para hacer más llevaderos estos días. Toma en cuenta que muchas veces depende de nosotros mismos ser felices. Recuerda, orar para aliviar la soledad no debe convertirse en una acción en la que antepongas tu voluntad, sino la de Dios.
  3. Establece un horario. Elige un momento del día para orar. A algunas personas prefieren hacerlo por la mañana, algunas más por la noche antes de acostarse. Orar para aliviar la soledad debe convertirse en un hábito diario. 
  4. Ora por los demás. No lo hagas sólo por ti, sino también por los demás, incluso por las personas que obran mal. También debemos orar para aliviar la soledad de las personas que nos rodean.
  5. Hazlo con fe. Todo funciona mejor si creemos en el poder y voluntad de Dios. De nada sirve orar para aliviar la soledad si no lo sentimos en realidad. Orar para sentirnos mejor; orar para no sentir miedo en tiempos de angustia; orar para pedir guía y sabiduría; orar para aliviar nuestra alma. Orar por lo que tú desees no tendrá validez si no lo haces con fe.

Como ya lo mencionamos, nos hallamos frente a un reto actual: la soledad como compañera, en la cual debemos buscar y encontrar algo que nos ayude a sentirnos mejor con nosotros mismos. Orar para aliviar la soledad, si lo hacemos con convicción, puede convertirse en una poderosa arma que nos ayudará a fortalecer nuestro espíritu.

Orar para aliviar la soledad es un medio de comunicación con Dios. La oración brota de tu corazón cuando te sientes triste, alegre o sientes la necesidad de hablar con ÉL. Cuando oras para aliviar tu soledad, tu fe en Dios crece, así como tu humildad. Al orar para aliviar la soledad, hazlo para pedir por otros también. Nuestro Señor siempre escucha lo que pedimos.

Si deseas conocer más sobre este tema, te recomendamos leer Cuando te visita el sufrimiento, de Giovan Giuseppe Torre, un libro que te brinda la compañía y el consuelo que necesitas.